Blogia
politicachina

Shenzen y el desarrollo tecnológico

SHENZEN. Se ha convertido en emblema de la China desarrollada. En los últimos treinta años, el pueblo de pescadores de Shenzen se transformó en una ciudad netamente comercial, con más de 100.000 fábricas y 15 millones de habitantes.

El gobierno chino la eligió para iniciar el proceso de apertura económica y la ciudad, ubicada frente a la isla de Hong Kong, se transformó en el mayor centro fabril del país, incluso con su propia Bolsa de Valores.

Aquí no se siente la presencia de la milenaria cultura china: grandes centros comerciales, ostentosos edificios corporativos, nuevos barrios e inmensas fábricas cubren la antigua villa y los alrededores. Todas las construcciones parecen querer superarse unas a otras.

Cuando parece que un shopping center alcanzó dimensiones récord, otro más grande asoma detrás, y por las noches un show de luces ilumina toda la zona. En comparación con otras ciudades de China, hay poca presencia policial, pero el control está presente en los miles de cámaras de seguridad ubicadas en las esquinas, que simulan ser luces.

Es en esta ciudad donde quedan más patento los desarrollos tecnológicos y las relaciones comerciales internacionales. En la actualidad, todos quieren venderle a China, pero en materia de tecnología el gigante asiático está dispuesto a venderle al mundo con desarrollo y marca propios. Los casos de Lenovo, que compró la unidad de laptops de IBM, y las millonarias ventas de celulares e infraestructura para redes de Huawei son un ejemplo de esta oleada, a la que también se suman los monitores de TCL y los chips de Datang.

Ahora, ZTE, otro fabricante de infraestructura para telecomunicaciones y celulares, comenzará a andar el mismo camino que sus compatriotas, y el año pasado, por primera vez, consiguió que sus ventas al extranjero superaran al negocio interno sumando contratos millonarios. Su nombre figura entre los posibles compradores de Motorola.

"Lo nuestro ya no es una ventaja de costos, estamos desarrollando tecnología propia, y mientras otros, como Nokia-Siemens y Motorola, empiezan a ahogarse, nosotros ganamos mercado" , dice Wu Zengqi, vicepresidente de ZTE, que en 2007 facturó 4900 millones de dólares, de los cuales unos 3000 millones respondieron a exportaciones.

La empresa, fundada en 1985, comenzó a explotar la veta internacional a fines de los 90, y hoy figura entre los seis fabricantes más grandes, junto a Nokia Siemens, Ericsson y Cisco. Apuntó sus primeras armas a los mercados emergentes, que consideró descuidados por firmas de mayor trayectoria, y así se alzó con contratos millonarios como el que firmó con Tata, en la India, en 2007, por el cual vendió 10 millones de celulares en los últimos doce meses. China se esta convirtiendo en el referente de compra mundial para todos los países en desarrollo, debido a que puede suministrar bienes necesarios a precios bajos. Posiblemente la calidad sea inferior a la de las grandes marcas occidentales, pero en zonas empobrecidas del planeta, se prefiere tener el producto aunque inferior a no tenerlo.

La compañía decidió instalar una planta allí. "Vamos a abrir centros de producción en donde el mercado lo demande, porque nuestra oferta es clara: todas las tecnologías, nuevos desarrollos, productos customizados y buenos precios", dice Zengqi en el salón de reuniones de la empresa, que linda con el centro de desarrollo y la planta que tiene en esta ciudad, en la que también están sus competidores y fue la elegida por el gobierno chino para iniciar la apertura económica. "A los mercados desarrollados llegamos más tarde porque la competencia es dura, pero igualmente firmamos con empresas como Vodafone, Telefónica y Sprint Nextel, el tercer operador de Estados Unidos. Nuestras exportaciones crecen al 95% y nuestro negocio en China al 50 por ciento. Vamos a seguir por este camino" , agrega.

Ese camino convirtió al grupo en la empresa de mayor crecimiento de su sector el año pasado, según la consultora IDC, y le permitirá abrir 16 centros de producción y desarrollo fuera de China. Como varias firmas de esta ciudad, recibió en sus inicios fondos del Estado y luego se abrió a los inversores en las bolsas de Shenzen y Hong Kong.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

dolores -

es verdad lo que dicen ellos aunque sean inferiores la gente lo compra porque es mejor tener tecgnologia mas barata que no tener y cada vez sacan cosas nuevas antes de que se estropeen
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres