Blogia
politicachina

China y Rusia firman el límite de sus fronteras

China y Rusia firmaron  un acuerdo que fija definitivamente sus 4.300 kilómetros de frontera común y pone fin a cuatro décadas de disputas sobre la demarcación de sus territorios. El pacto, sellado en Pekín por los ministros de Exteriores chino, Yang Jiechi, y ruso, Serguéi Lavrov, contempla la devolución por parte de Rusia de la totalidad de la isla Yinlong -conocida como Tarabarov en ruso- y de la mitad de la isla Heixiazi (Bolshoi Ussuriysky), ambas situadas en la confluencia de los ríos Heilong y Wusuli, que sirven de frontera natural entre los dos vecinos en la provincia nororiental china de Heilongjiang. La superficie de terreno recuperado por Pekín es de 174 kilómetros cuadrados, según informó el diario China Daily en su página de Internet.

 Con estás medida, Moscú y Pekín comparten el afán por contrarrestar el peso de EE UU, una unidad en Asia haría menguar el papel de Washington en la región.

"El protocolo firmado muestra claramente el progreso debido a los esfuerzos de los dos países para profundizar nuestra asociación estratégica. China y Rusia han discutido sus fronteras durante 40 años, y no es asunto fácil haber llegado a una demarcación total. Desde un punto de vista político, es una solución en la que ambas partes ganamos", dijo Yang tras la rúbrica del documento.

Los dos Gobiernos firmaron un acuerdo sobre los límites de la frontera en discusión en 1991, que fue seguido por otro suplementario, en octubre de 2004, durante la visita del entonces presidente ruso, Vladímir Putin, a China. Pero hasta ahora no se había llegado a una solución definitiva. Según la prensa local, la superficie devuelta es la mitad del territorio que la antigua Unión Soviética ocupó durante unos enfrentamientos fronterizos ocurridos en 1969.

 Los intercambios entre los dos Gobiernos han mejorado considerablemente en los últimos años, en buena medida por el afán compartido de contrarrestar el peso político y económico de Estados Unidos. "Hemos intercambiado opiniones sobre cómo promover nuestra relación estratégica bilateral y reforzar la cooperación a escala regional y global", dijo Yang.

Rusia tiene gran interés por incrementar las exportaciones de petróleo, gas y productos nucleares a China, el segundo mayor consumidor de crudo y recursos energéticos del mundo después de EE UU. Además, le suministra armamento y tecnología espacial. La nave espacial china Chang'e está basada en el diseño de la soyuz rusa, aunque con numerosas modificaciones.

Si se formalizara una posible alianza con Rusia en el norte para suministrarle materias primas y, se pudiera profundizar en las relaciones con la India en el sur para intercambiar técnicos e innovación, China se convertiría en uno de los mayores “peligros” para la hegemonía de los EEUU.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

dolores -

eso es bueno por que asi haber si estados unidos haber si no es la dueña de todo el mundo y las cosas se arreglan un poco mejor para todos los paises aunque lo dudo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres