Blogia
politicachina

Lula propone en China una alternativa al dólar

La receta contra la crisis del presidente brasileño, Luiz Inàcio Lula da Silva, es abandonar el dólar como divisa internacional a favor de las monedas locales. Así lo ha trasladado el líder latinoamericano a los responsables económicos del gigante asiático durante su visita de tres días a Pekín, convencido de que el fortalecimiento de las divisas propias permitirá abaratar el coste de las transacciones comerciales.

Lula negocia en China la concesión de un préstamo de 10.000 millones de dólares ofrecido por China Development Bank a la compañía estatal de petróleo brasileña, Petrobras, a cambio del suministro de casi 200.000 barriles diarios de crudo a China antes de 2020. Un negocio suculento que el presidente brasileño quiere blindar de las fluctuaciones de la economía estadounidense.

"No necesitamos dólares", dijo Lula en una entrevista a la prestigiosa revista económica china Caijing. "Es de locos que el dólar sea la divisa de referencia y dar a un único país (EEUU) el poder de emitir esta moneda", añadió el presidente brasileño. En este punto, la coincidencia con Pekín es casi total, como pudo comprobarse durante la cumbre del G-20 celebrada en Londres en abril, donde China propuso la creación de una nueva divisa comercial en sustitución de la endeble moneda estadounidense.

Otro de los objetivos de Lula en la gira asiática que concluye hoy es que Brasil no se convierta en un simple proveedor de crudo. Brasilia pretende desarrollar una moderna industria petroquímica un sector hasta ahora dominado por Occidente y Japón, e introducirse en el insaciable mercado asiático. Para conseguirlo, ha apostado por la financiación china y la cooperación de países productores de petróleo como Arabia Saudí. Lula, que ha viajado a Pekín con 240 empresarios brasileños, ofreció el enorme mercado que ofrece su país para la inversión china en sectores como las infraestructuras públicas, el transporte o las energías renovables

"La crisis financiera y la caída general del precio de los activos han renovado el interés de China por los recursos de Latinoamérica", asegura Mauricio Mesquita Moreira, economista brasileño del Banco Interamericano de Desarrollo (IADB). Y con un mercado colapsado, China se ha convertido en una de las escasas fuentes de financiación internacional gracias a las reservas millonarias que acumuló durante el boom de las exportaciones de las últimas décadas.

Sectores estratégicos

Para seducir aún más al mercado chino, Brasil ha puesto sobre la mesa la posibilidad de compartir inversiones en uno de sus sectores estratégicos como es la producción de biodiesel y en la industria aeroespacial.

Brasil necesita incrementar la presencia china en su territorio. Durante el primer trimestre de 2009, las importaciones chinas de Brasil alcanzaron los 3.400 millones de dólares, un 62,7% más que en el mismo periodo del año anterior. Sin embargo, el gigante latinoamericano importó un 13% menos de China que en 2008.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres