Blogia
politicachina

Menú olímpico

Para satisfacer los diferentes  gustos gastronómicos de los integrantes de las diferentes  delegaciones que asistirán a la Olimpíada, provenientes de unos  200 países y regiones, los funcionarios del Comité Organizador de  los Juegos Olímpicos de Beijing (BOCOG) han creado una especie de  "menú mundial". 

     En cuanto al tipo de comida que se preparará para los  visitantes, Kang Yi, directora de la Administración de Alimentos y Bebidas, subordinada al Departamento de Servicios del BOCOG,  afirmó que los planificadores tuvieron que pensar "desde el ángulo de las 'diferencias'", considerando los diferentes países, los  diferentes ambientes culturales, las diferentes costumbres, y los  diferentes hábitos alimenticios, para ofrecer una solución de  alimentación apropiada. 

     "En el Parque Olímpico está la Villa Olímpica. En la Villa, una cafetería para los atletas. Y en la cafetería, cuatro secciones  etiquetadas de forma diferente: internacional, mediterránea,  asiática, y china. No importa de dónde vengan los invitados, con  seguridad tendrán la oportunidad de probar el sabor casero durante su estancia en Beijing", aseguró Kang. 

     De acuerdo con la funcionaria, el menú abarca una suficiente  oferta de comidas, la cual tiene en cuenta las consideraciones  religiosas y de cuidado por la salud que son tan importantes para  no pocos extranjeros. El menú operará con base en una agenda  rotativa de ocho días, a fin de evitar la monotonía. 

     La comida ofrecida a los atletas durante los Juegos será en su  mayoría occidental. Según Kang, sólo el 30 por ciento de los  alimentos que se podrán adquirir en la cafetería serán de variedad china, debido a que los atletas prefieren ingerir alimentos con  los que estén familiarizados cuando se preparan para competir.  

     "Esto incluye sentirse cómodos con lo que comen, y la  familiaridad suele ser una parte de esa sensación", agregó. 

     Otro hábito que tienen los extranjeros es medir la comida con  base en el número de calorías que contiene. Esto es algo a lo que  la mayoría de los chinos todavía no están acostumbrados. Por lo  tanto, todos los alimentos occidentales servidos en la cafetería  estarán acompañados por etiquetas con información nutricional para facilitar a los atletas la toma de decisiones en cuanto a lo que  comen. Sin embargo, siguiendo la tradición, la comida china no  llevará ese tipo de etiquetas. 

     Con el objetivo de garantizar la seguridad alimentaria, el  BOCOG y los correspondientes departamentos gubernamentales  cooperarán plenamente para asegurarse de que desde el campo hasta  la mesa, todos los ingredientes estén plenamente protegidos. 

     Por otra parte, Kang subrayó que la comida no será lo único que esté bajo estrecha observación. Con una avanzada tecnología,  incluyendo GPS e Identificación por Frecuencia de Radio (RFID), el personal de seguridad podrá monitorear los hoteles olímpicos, los  escenarios, los productores, los centros de distribución, y los  hospitales, entre otros. 

     De esta forma, si se produce algún problema en relación con la  comida, el BOCOG y el buró de comercio de Beijing podrán ser  informados de inmediato, tomar las decisiones apropiadas con  celeridad, y poner en práctica las acciones a que haya lugar,  afirmó Kang.

         Esta es una magnífica respuesta a todas las acusaciones, de los gobiernos extranjeros, que acusan la cocina china de poco segura.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

dolores -

me parece muy bien lo de toda clase de menus asi cada uno puede probar lo que quiera y conocer toda clase
de comidas de todos los paises
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres