Blogia
politicachina

Bajada de pantalones de Francia y EEUU

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, asistirá finalmente a la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín el próximo 8 de agosto. Así se lo ha comunicado el propio Sarkozy al presidente chino, Hu Jintao, durante una entrevista bilateral celebrada en Toyako, en el marco de la cumbre del G-8 (los siete países más industrializados y Rusia).

 

El Elíseo ha explicado que Sarkozy confirmó a Hu su intención de asistir a la inauguración de los Juegos y destacó en la reunión los valores de "paz, amistad y fraternidad" que van asociados a las Olimpiadas, por cuyo éxito abogó. "El jefe de Estado marcó la voluntad de Francia de continuar profundizando su relación con China, su socio estratégico, en todas sus dimensiones", apunta el comunicado divulgado en Japón a los medios que cubren la cumbre del G8.

 

A raíz de la violenta represión de las manifestaciones en el Tíbet el pasado marzo, Sarkozy había indicado que todas las opciones estaban abiertas sobre su viaje a Pekín y había condicionado su presencia a los avances del diálogo entre las autoridades chinas y el Dalai Lama, líder espiritual tibetano.

 

En China ha habido protestas en los últimos meses contra Francia tras el accidentado paso de la antorcha olímpica por París, que fue interrumpido por parte de grupos de apoyo al Tíbet. A comienzos de este mes, el propio Sarkozy había dicho que anunciaría su decisión durante el G8 y que si las autoridades chinas y el Dalai Lama reconocen que hay "progresos" en el diálogo en curso, "se eliminará el obstáculo" para su asistencia a la apertura de los Juegos.

 

Como contrapartida, se prevé que Sarkozy se reúna con el Dalai Lama el próximo agosto durante una visita que el líder tibetano hará a Francia. Aunque no era oficial, en Francia se esperaba que el presidente acudiese finalmente a la ceremonia inaugural de los Juegos y la prensa ya había publicado que el viaje oficial estaba previsto e iba a ser anunciado esta semana en Japón.

         No solamente Sarkozy, sino que también George W. Bush ha confirmado su asistencia a la inauguración de los JJOO en Beijing. Con la consiguiente bajada de pantalones hasta los tobillos. Llevamos más de cuatro meses escuchando tonterías todos los días por la televisión, radio y prensa. Los líderes occidentales no acudirán a la inauguración, pero un mes antes de las elecciones todo el mundo se muere de ganas de salir en la foto de la inauguración. Con ello, queda más que demostrada y clarificada la hipocresía occidental que nunca tiene fin.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

dolores -

como creis que le iban a dejar de ir los jefes de estado a la inaguracion si sobre todo en este mundo materialista que vivimos y con tanpoco principios, que el que manda es don dinero iban ellos a dejar de tener su trocito de tarta por unos valores sean ciertos o no ,de una region con muy poca influencia para sus intereses ,no veis que no les conviene estar a la greña con china .
la politica es una merienda de negros donde creo yo que hay de todo menos sinceridad solamente intereses ,para cada cual los suyos

Bambú -

Nunca creí que no fueran a ir.

Por desgracia en este mundo siempre ocurre lo mismo, la hipocresia está patente en todo momento, y se aprovecha cualquier situación para estar en el punto de mira.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres