Blogia

politicachina

Echa un vistazo a Corea del Norte por 30 céntimos

Un puente de unos 500 metros levantado en 1942 separa la frontera entre China y Corea a las afueras de Yanji, en la provincia de Jilin. Por unos 20 yuanes (2 euros), los turistas chinos pueden cruzar hasta la mitad del puente y, acompañados por un soldado, retratarse con la ciudad norcoreana de Namyang al fondo. A los extranjeros les está prohibido acceder al puente y los soldados chinos hasta les piden que borren sus fotos.

Mientras la parte china es un hervidero de máquinas excavadoras que derriban casas viejas y grúas que levantan nuevos bloques de pisos, en la norcoreana se vislumbra el lánguido ritmo de la vida bajo el despiadado régimen del “Querido Líder” Kim Jong-il.

Unos campesinos acarrean abultados fardos de leña para calentarse y cocinar en hogueras por la falta de electricidad. Y un desvencijado camión de color azul cargado de soldados sube a duras penas una empinada cuesta cercana a la frontera.

Por tres yuanes (30 céntimos de euros), todo esto se puede ver gracias a los anteojos y prismáticos que avezados vendedores ambulantes han instalado en el paseo junto al río Tumen, actualmente sometido a obras de reforma y plagado de carteles ensalzando la amistad chino-coreana.

En la China capitalista del desarrollo y el crecimiento económico, también se ha convertido en un negocio echar un vistazo furtivo al régimen más hermético y aislado del mundo. Y también peligro.

Sin embargo, no se ven muchos soldados norcoreanos vigilando la frontera. “Es que están escondidos tras los árboles”, explica un comerciante chino-coreano, quien descubre a uno de los militares agazapado tras la maleza.

Un poco más al fondo, el omnipresente retrato de un sonriente Kim Il-sung, padre de la patria y del actual caudillo Kim Jong-il, preside una desierta calle de Namyang, donde muchos sospechan que no vive nadie y que es sólo una fachada ante el exterior. “Que el hijo del Sol viva 10.000 años”, reza una propagandística pancarta bajo el retrato.

La ciudad norcoreana es un desolador villorrio formado por destartaladas casas, muchas de ellas con los cristales rotos y las fachadas deslucidas, y varios cuarteles militares de aspecto bastante obsoleto a la sombra de frondosas montañas donde se aprecian grandes espacios talados para usar la madera como combustible. Al otro lado del progreso chino, las mujeres norcoreanas son tan pobres que se bañan cada mañana en el río mientras lavan sus ropas.

Mucho más moderno es, sin embargo, el centro de detención para los refugiados norcoreanos, que preside una colina a la entrada de Tumen. Aquí van a parar los desdichados que huyen del “Paraíso de los Trabajadores” acuciados por el hambre y la alienación de tan brutal régimen. Salir del infierno norcoreano tiene el riesgo de caer en las brasas de la Policía china, que se niega a conceder el estatus de refugiados a los desertores norcoreanos para no airar al Gobierno amigo de Pyongyang.

Cuando el centro está lleno, los presos son metidos en un camión y deportados a Corea del Norte. En el mejor de los casos, allí les espera una buena temporada en la cárcel o en un campo de reeducación mediante el trabajo. En el peor, una muerte segura en una ejecución sumaria.

“A veces les perforan las manos a los presos con las esposas y éstos optan por arrancarse un dedo para huir”, explica un guía chino-coreano, quien razona así que haya muchos mendigos norcoreanos mutilados pidiendo limosna por las calles de Yangi, a unos 50 kilómetros de la frontera y capital de la Prefectura Autónoma de Yanbian. Aquí, donde la mitad de su población son chino-coreanos, se ocultan buena parte de los 400.000 refugiados que permanecen en el gigante asiático tras haber huido del régimen de Kim Jong-il.

Ni aunque fuera gratis, por nada del mundo quieren volver a echar un vistazo a Corea del Norte.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

China pone en marcha una Contrarrevolución Cultural

Escondidos en su oficina con vistas a campos de trigo, Wang y Jia aprovechan los ratos libres para estudiar inglés o entretenerse con el último videojuego on-line. Tienen la mesa cubierta de papeles y una enorme pila de documentos que tapan sin querer la tabla oficial de pensiones de jubilación, enganchada con celo en la pared. A pesar de su corta edad, esta pareja de universitarios veinteañeros ocupan el cargo de asistentes del gobernador local cun guan y son dos de las personas más influyentes en la pequeña aldea de campesinos de Xiangying, a unos 100 kilómetros de Pekín.

"Aquí todos nos respetan porque tenemos estudios y conocimiento", dice Jia, una joven de Sichuan, que estudió Medicina en Pekín. Este es el segundo año que Jia ejerce de cun guan, gracias a un programa que permite a los recién licenciados trabajar durante tres años en el Gobierno local de una zona rural. Igual que hizo Mao Zedong durante la Revolución Cultural, el Gobierno chino ha empezado a enviar a miles de estudiantes a las zonas rurales del país. Pero no para que aprendan de los campesinos, como deseaba el líder comunista, sino para que actúen de puente entre el campo y la ciudad y colaboren a mejorar el bienestar de los más de 730 millones de personas que forman la población rural.

El Gobierno chino quiere con esta medida dar una solución al paro universitario.

"Como dijo el camarada Mao, hay mucho que hacer en el campo", explica Wang, licenciado en Derecho, evocando su programa Shang Shan Xia XIang (sube montañas y desciende a los pueblos), que envió a 17 millones de estudiantes al campo entre 1968 y 1980. Actualmente hay alrededor de 20.000 universitarios en toda China participando en el programa de cun guan, puesto en marcha en 2006.

El Gobierno chino quiere ampliar el total a 100.000 en 2012 como una de las soluciones alternativas al creciente paro universitario derivado de la crisis. Está previsto que este año se gradúen 6,1 millones de estudiantes en China, a los que hay que sumar un millón de licenciados que no encuentran trabajo desde el año pasado.

"Esto es como estar de vuelta en la Universidad", dice Wang. Los 45 cun guan del condado de YanQing, al que pertenece Xiangying, residen en el mismo dormitorio, adosado al Gobierno local, un edificio blanco de estilo neoclásico, un pegote kitsch entre los campos de trigo seco y las casas de ladrillo de los campesinos.

"La mayoría nos pide consejos básicos, cómo denunciar a alguien o qué ordenador comprar"

Los cun guan cobran entre 2.000 y 3.000 yuanes al mes (entre 220 y 330 euros) y parte de su trabajo depende de lo que han estudiado. Jia, experta en medicina preventiva, colabora en el dispensario de Xiangying, animando a los campesinos a tomarse la presión sanguínea o a vacunarse. Wang se ocupa de la mediación de conflictos entre los lugareños, la mayoría relacionados con expropiaciones forzosas o con la administración de los derechos de uso sobre la tierra. Con el objetivo de mejorar el bienestar de la población rural, el Gobierno chino acaba de poner en marcha un ambicioso plan de reforma agraria, que en teoría permite a los campesinos vender o hipotecar los derechos de uso sobre la tierra para poder aumentar la extensión de sus cultivos y modernizar la agricultura.

Una de las funciones básicas del cun guan es supervisar la puesta en práctica de políticas estatales. "La mayoría de aldeanos nos piden consejos de sentido común, desde qué ordenador comprar a cómo denunciar a un vecino", dice Zhang, un cun guan de Hebei, licenciado en Empresariales. "Pero también tratamos de explicar a los campesinos cómo diversificar las cosechas y hacerlas más rentables", añade Zhang, mostrando el mapa colgado en la sala de juntas, que muestra la reestructuración de los cultivos del condado, previstos para 2020: la mayor parte de los campos de cereal desaparecerán en favor de cultivos de fruta y verdura o terrenos forestales.

Estimular el turismo rural y cultural

También hay planes para estimular el turismo rural y cultural. Uno de los proyectos fue la restauración de una antigua torre de vigilancia de la dinastía Ming, cercana a la Gran Muralla, para atraer al turismo de la cercana capital.

Según el informe de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) publicado en marzo, China necesita diversificar su economía en las zonas rurales para poder dar empleo a los más de 20 millones de inmigrantes que han perdido su empleo con la crisis y se ven forzados a regresar.

Aparte de los cun guan, el Gobierno también quiere promover el desplazamiento de miles de estudiantes a las escuelas públicas rurales para que ejerzan de profesores, en especial en las provincias más pobres, como Xinjiang, Gansu o Tíbet.

"No es un programa muy popular", explica Hu Ran, ex compañera de carrera de Wang, que ha venido desde Pekín a visitarle. Los más interesados en el programa de cun guan suelen ser los universitarios con peores notas, sin opción a ampliar sus estudios de posgrado, o los que suspenden las oposiciones para ser funcionarios.

"Pensaba que no me acostumbraría a vivir aquí", explica Lin Na, otra de las cun guan de YanQing, licenciada en Relaciones Internacionales. Lin admite que su trabajo es bastante aburrido pero al menos aquí puede disfrutar de más días de cielo azul, tiene un seguro médico y otras ventajas sociales cubiertas que no tendría si estuviera en paro o trabajando para una empresa privada. Pero para la joven, el principal motivo para ser cun guan es que cuando termine el plazo obtendrá el permiso de residencia de Pekín y podrá optar a una plaza fija de funcionaria. "Yo lo que quiero es tener un trabajo estable", reconoce Lin.

China comienza a exportar parques temáticos al exterior

Tres empresas chinas, entre ellas el principal brazo inversor del Gobierno comunista, firmaron un contrato para la construcción de un parque de atracciones temático en Johannesburgo (Sudáfrica), uno de los primeros que el país asiático levantará en el extranjero, informó la agencia Xinhua.

El parque, que tendrá una zona dedicada a la cultura china, otra a la africana y una tercera para el resto del mundo, costará 250 millones de dólares y tendrá 770.000 metros cuadrados. Huaqiang Holdings, principal responsable de la construcción, ya inició en 2008 las obras de un parque similar en Irán e inició los diseños para otros en Ucrania y Nigeria, lo que convierte a China "en el segundo país del mundo, tras EEUU, que exporta parques temáticos", según destacó su presidente Liang Guangwei.

Las otras empresas implicadas en el proyecto sudafricano son el Banco de Desarrollo de China (inversor gubernamental), el Fondo de Desarrollo China-África y la Corporación de Desarrollo Industrial de Sudáfrica. La construcción del parque comenzará este año y tardará dos o tres en ser finalizada.

Huaqiang, inicialmente dedicada a la producción de azúcar y productos electrónicos, se diversificó posteriormente a la edificación de parques de atracciones, y ya ha construido instalaciones de este tipo en cinco ciudades de China.

Estados Unidos y China mantuvieron conversaciones secretas sobre el clima

Un grupo de destacados republicanos y demócratas estadounidenses mantuvieron conversaciones en China sobre el cambio climático en los últimos meses del Gobierno del ex presidente George W. Bush, revela hoy el diario británico "The Guardian".

La visita a China, en la que participaron personas que ocupan hoy cargos en el gobierno de Barack Obama, como John Holdren, principal asesor científico del actual presidente demócrata, produjo un borrador de documento en marzo, apenas dos meses después de que ése entrara en la Casa Blanca.

Aunque el memorándum de entendimiento no llegó a firmarse, quienes participaron en la apertura de ese canal de comunicación entre Washington y Pekín creen que podría constituir la base de un acuerdo bilateral contra el cambio climático y que éste podría alcanzarse antes del final de año.

"Tengo la sensación de que trabajamos para conseguir algo este otoño. Será algo serio, sustantivo y va a convertirse en realidad", afirma Bill Chandler, director del programa de energía y clima del Carnegie Endowment for International Peace, uno de los impulsores de esas negociaciones.

Según The Guardian, esas conversaciones secretas indican que los asesores de Obama estaban decididos desde un principio a lograr un acuerdo global para la reducción de las emisiones de gas invernadero este mes de diciembre en la crucial reunión de la ONU en Copenhague.

Estados Unidos y China "son dos países a los que el mundo culpa de no hacer nada (contra el cambio climático), pero tienen algo mejor que contar", declaró al periódico británico Terry Tamminen, participante en esas conversaciones y asesor medioambiental del gobernador de California, Arnold Schwarzenegger.

Según el diario, los contactos entre Pekín y Washington los iniciaron los chinos en el año 2007. El vicepresidente de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, Xie Zhenhua, dio el primer paso al expresar interés en colaborar con EEUU para la captura y el almacenamiento de CO2 y otras tecnologías.

Tasiya Smith, asesora del ex secretario del Tesoro norteamericano, que participó en las dos primeras sesiones de negociaciones, explicó a "The Guardian" que lo primero importante que salió de las mismas fue "el reconocimiento por ambas partes de que los esfuerzos de China por reducir los efectos del cambio climático no eran suficientemente conocidos".

En el segundo viaje a China, los norteamericanos elaboraron un memorándum de tres puntos según el cual se utilizarían las tecnologías existentes para lograr una reducción del 20 por ciento en las emisiones de CO2 para el año 2010, ambos países cooperarían sobre nuevas tecnologías para capturar y almacenar carbono y para fabricar automóviles menos contaminantes.

Además, Washington y Pekín firmarían un acuerdo sobre cambio climático en Copenhague.

Los chinos aceptaron esas propuestas, y los lazos bilaterales se reforzaron con la participación de Gao Guangsheng, principal responsable del medio ambiente del Gobierno chino, en la reunión sobre cambio climático organizada el pasado noviembre en California por Schwarzenegger y a la que Obama se dirigió por vídeo.

Recuperan contacto con los políticos chinos desaparecidos en el desierto del Sahara

Jin Feibao y Fei Xuan, dos políticos y exploradores chinos que llevaban a cabo la primera expedición del país por el desierto del Sahara, han contactado con su familia después de estar tres días en paradero desconocido, informó la agencia oficial Xinhua.

Jin, famoso aventurero y fotógrafo en China, habló por teléfono con su esposa hoy, explicando que él y Fei se encontraban en una montaña del sur de Argelia, relataron empleados de la agencia de viajes de la que es dueño Jin, encargados de controlar la travesía de los dos viajeros.

El viajero contó que su teléfono vía satélite falló debido al calor, y pidió a familiares y amigos que no se preocuparan si en días posteriores vuelven a perder la comunicación.

Jin y Fei, los dos miembros de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh) en la provincia de Yunnan (sur) comenzaron el viaje en abril, y el 16 de mayo habían entrado en territorio argelino.

La expedición, de 7.500 kilómetros y por siete países, partió de Ghana, en el oeste de África.

Jin, que el año pasado tuvo el honor de llevar la antorcha olímpica en el relevo previo a Pekín 2008, es un experimentado aventurero que también ha viajado por la Antártida o ha ascendido el Aconcagua, entre otras proezas, además de haber trabajado como fotógrafo para la prensa oficial china.

Fei es geólogo, subdirector del comité económico de la CCPPCh provincial y vicepresidente de la Asociación de Geociencia de Yunnan.

Los dos juntos completaron el pasado año la primera travesía de exploradores chinos a través de la isla de Groenlandia, y en esta ocasión se habían propuesto ser los primeros viajeros del país asiático capaces de cruzar el mayor desierto del mundo de oeste a este.

La expedición por el desierto norteafricano es patrocinada por la empresa yunnanesa Hongta (una de las mayores tabacaleras de China), el gobierno de la ciudad de Zhaotong y la Asociación China para la Promoción de la Democracia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Lula propone en China una alternativa al dólar

La receta contra la crisis del presidente brasileño, Luiz Inàcio Lula da Silva, es abandonar el dólar como divisa internacional a favor de las monedas locales. Así lo ha trasladado el líder latinoamericano a los responsables económicos del gigante asiático durante su visita de tres días a Pekín, convencido de que el fortalecimiento de las divisas propias permitirá abaratar el coste de las transacciones comerciales.

Lula negocia en China la concesión de un préstamo de 10.000 millones de dólares ofrecido por China Development Bank a la compañía estatal de petróleo brasileña, Petrobras, a cambio del suministro de casi 200.000 barriles diarios de crudo a China antes de 2020. Un negocio suculento que el presidente brasileño quiere blindar de las fluctuaciones de la economía estadounidense.

"No necesitamos dólares", dijo Lula en una entrevista a la prestigiosa revista económica china Caijing. "Es de locos que el dólar sea la divisa de referencia y dar a un único país (EEUU) el poder de emitir esta moneda", añadió el presidente brasileño. En este punto, la coincidencia con Pekín es casi total, como pudo comprobarse durante la cumbre del G-20 celebrada en Londres en abril, donde China propuso la creación de una nueva divisa comercial en sustitución de la endeble moneda estadounidense.

Otro de los objetivos de Lula en la gira asiática que concluye hoy es que Brasil no se convierta en un simple proveedor de crudo. Brasilia pretende desarrollar una moderna industria petroquímica un sector hasta ahora dominado por Occidente y Japón, e introducirse en el insaciable mercado asiático. Para conseguirlo, ha apostado por la financiación china y la cooperación de países productores de petróleo como Arabia Saudí. Lula, que ha viajado a Pekín con 240 empresarios brasileños, ofreció el enorme mercado que ofrece su país para la inversión china en sectores como las infraestructuras públicas, el transporte o las energías renovables

"La crisis financiera y la caída general del precio de los activos han renovado el interés de China por los recursos de Latinoamérica", asegura Mauricio Mesquita Moreira, economista brasileño del Banco Interamericano de Desarrollo (IADB). Y con un mercado colapsado, China se ha convertido en una de las escasas fuentes de financiación internacional gracias a las reservas millonarias que acumuló durante el boom de las exportaciones de las últimas décadas.

Sectores estratégicos

Para seducir aún más al mercado chino, Brasil ha puesto sobre la mesa la posibilidad de compartir inversiones en uno de sus sectores estratégicos como es la producción de biodiesel y en la industria aeroespacial.

Brasil necesita incrementar la presencia china en su territorio. Durante el primer trimestre de 2009, las importaciones chinas de Brasil alcanzaron los 3.400 millones de dólares, un 62,7% más que en el mismo periodo del año anterior. Sin embargo, el gigante latinoamericano importó un 13% menos de China que en 2008.

Préstamo millonario de China para Petrobras

La visita del presidente Lula da Silva a China, que concluyó ayer, tuvo dos resultados tangibles. Primero un préstamo de 10.000 millones de dólares a Petrobrás por parte del China Development Bank (CDB). Y segundo fue la confirmación por parte de la empresa china Chery del inicio, en dos meses, de la construcción de una fábrica de automóviles en Brasil que comenzará a producir 150.000 unidades en 2012.

        El acuerdo financiero prevé que el crédito del banco chino tenga un plazo de 10 años. Según Petrobrás, los recursos serán utilizados para garantizar inversiones en el sector que más interesa a la empresa: la de la explotación petrolera de aguas profundas en las áreas descubiertas recientemente. Parte del dinero será destinado a la compra de bienes y servicios de empresas chinas. Como contrapartida, el convenio establece un aumento del volumen actual de exportaciones petroleras a la República Popular. El trato, de largo plazo, prevé que la estatal brasileña venda 150.000 barriles diarios de crudo durante el primer año de vigencia, que deberán aumentar a 200.000 barriles diarios durante 9 años subsiguientes. "Es la primera vez que recibimos tanto crédito desde que estalló la crisis" comentó el titular de Petrobrás Sergio Gabrielli.

        Simultáneamente, los acuerdos entre China y Brasil en el área petrolera incluyen un memorando de entendimiento entre Petrobras y Sinopec cuyo objetivo es cooperar en diversos segmentos de la exploración, la refinación, la petroquímica y la provisión de bienes y servicios. Estos convenios fueron firmados ayer por los presidentes Lula da Silva y Hu Jintao.

China registra su primer caso de gripe A

Un universitario chino, que regresó de EEUU a China el 8 de mayo pasado, es el primer caso confirmado de gripe AH1N1 en el país asiático, informó hoy el Ministerio de Salud chino.

Bao viajó desde San Luis (EEUU) a China el 7 de mayo con escalas en Sao Paulo y Tokio, donde tomó un vuelo de la aerolínea estadounidense Northwest (NW029) para Pekín, donde permaneció horas antes de trasladarse a Chengdú cuando ya sentía fiebre, dolor de cabeza y tos.

El contagiado permanece aislado en un hospital para enfermedades infecciosas Chengdú, la capital de la provincia sureña Sichuan.

Las autoridades chinas buscan ahora a los 143 pasajeros del avión Tokio-Pekín de la compañía Northwest Airlines, que el infectado tomó después de llegar a la capital japonesa desde Minesota (EEUU), y a los 150 del vuelo de Sichuan Airlines 3U8882 que tomó el mismo día en Pekín.

Pasajeros en cuarentena

Según Sun Hao, portavoz de la oficina de respuesta urgente, 120 pasajeros de los 143 del vuelo NW029 fueron localizados, unos 70 extranjeros según "Beijing News", y, aunque sin síntomas, fueron invitados a someterse a cuarentena en el hotel pequinés Guomenlu.

En ese hotel estuvieron aislados los viajeros del vuelo del mexicano infectado y ya dado de alta en Hong Kong.

Sun destacó que los viajeros localizados son todos residentes en 14 distritos y alrededores de Pekín. Por otra parte, el departamento de Salud de Sichuan anunció hoy que más de 130 de los 150 pasajeros del vuelo que tomo Bao desde Pekín a Chengdú están en cuarentena.

Sospechoso y aislado

Al no encontrarse bien a su llegada a la capital de Sichuan, el primer chino con gripe AH1N1 se dirigió al hospital provincial y fue sometido a dos pruebas que dieron resultado positivo, por lo que fue considerado sospechoso y aislado en otro hospital de enfermedades infecciosas.

Se trata del noveno caso registrado en Asia y se suma a cuatro en Japón, también viajeros desde EEUU, a tres de Corea del Sur, uno de ellos una monja coreana que viajó desde México, y a un ciudadano mexicano en Hong Kong, dado de alta.

Se dirigió al hospital provincial y fue sometido a dos pruebas que dieron resultado positivo.

Los casos de la nueva gripe en el mundo ascienden a 4.379, según informó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que representa un aumento de 939 infecciones en un día.

El número de países que cuentan con casos de gripe AH1N1 es 29, y la cifra de fallecidos es de 49 (45 en México, 2 en EEUU, 1 en Canadá y 1 en Costa Rica), según los datos de la Organización Mundial de la Salud.

Respecto a los infectados en estos países, EEUU cuenta con 2.254, 1.626 en México, 280 en Canadá y 8 en Costa Rica.

La OMS eleva a 4.379 los casos de gripe

Por su parte, los laboratorios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han confirmado 4.379 infecciones con la nueva cepa de gripe H1N1, que ya ha matado al menos a 49 personas, según ha asegurado la agencia de Naciones Unidas.

Su recuento oficial incluye 45 muertos en México, epicentro de la enfermedad, dos fallecidos en Estados Unidos, uno en Canadá y otro en Costa Rica.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres