Blogia
politicachina

Nuevo libro de Xin Ran Xue

No se me ocurre mejor manera de explicar su obra que transcribir esta entrevista que realizaron, desde El País, a la escritor Xin Ran Xue, espero que os impacte como a mí.

Xin Ran Xue (Pekín, 1958) tendría pocos motivos para ser optimista con su país: cuando tenía siete años, la Guardia Roja entró en su casa y quemó libros, juguetes y hasta sus trenzas (se las cortaron: un look demasiado capitalista), y sus padres (él hablaba seis idiomas y estaba en una compañía occidental; ella trabajó con los soviéticos) acabaron, con tal currículo, en una cárcel de Mao: 10 años.

 

Aun así, la periodista y escritora, autora de uno de los documentos más estremecedores sobre su país (Nacer mujer en China: las voces silenciadas, editado por Emecé y Edicions 62), opina que "China empieza una nueva larga marcha; en 20 años se ha abierto más que en 5.200; hace falta paciencia, comprensión y una menor tendencia a juzgar por parte de los occidentales".

La dualidad de Xin Ran es total: la blusa oriental contrasta con la media melena y con la única uña pintada de rojo púrpura que lucían sus manos; de esta guisa acudió ayer a Casa Asia de Barcelona, donde pronunció una conferencia sobre la situación de la mujer en su país. De eso sabe mucho: entre 1989 y 1997 dirigió un programa radiofónico, Palabras en la brisa nocturna, donde los oyentes, especialmente féminas, relataban sus problemas.

De algunos de esos casos se alimentó su libro, como el de la mujer que se suicidó bebiendo pesticidas porque sólo daba a luz a niñas. Problemas con las autoridades recomendaron su marcha a Londres, donde reside desde 1997. "Dentro de China conviven el primer y el tercer mundo: la vida de una mujer en Pequín o Shanghai no tiene nada que ver con la de las que viven en el campo; si hablabas de sexo hace 20 años con tus hijos podías ser denunciada, hoy no pasa", comenta, para añadir poco después ante la estupefacción de los que inquieren por la política del hijo único: "China necesita aún un control de natalidad". La aclaración: "El control de natalidad es más laxo en el campo, por lo que hay más hijos sin tutela del Estado; es gente con baja educación, que aportará poco al país. Las mujeres deben controlar su natalidad para lograr una vida de calidad para los suyos y ellas, pero para entenderlo hace falta educación y no obligarlas".

Xin Ran acude dos veces al año a China, donde ultima otro libro: testimonios de 250 personas mayores para reconstruir la memoria histórica sobre la Revolución Cultural. "De eso las generaciones actuales saben poco: apenas tienen media página en sus libros de texto, y la generación que sabe empieza a morirse". Ni su madre quiere saber de sus libros: "No le gustan porque es muy duro para ella entenderlo y abrirse; me dice que las mujeres alemanas tampoco hablaban de sus hijos y el nazismo, pero le respondo que el pasado son las raíces de nuestro futuro".

Partidaria de los Juegos Olímpicos ("los chinos tocarán cultura occidental gratis y con un control estatal escaso"), cree que la información que Occidente maneja de China "es muy vieja". Quizá por ello ha creado la asociación Mothers Bridge of Love para ayudar a los niños de su país adoptados por el mundo para que no pierdan su raíces y a la vez se engarcen con sus nuevas sociedades. Xin Ran tiene nombre de puente.

 

           

           

           

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Cayita -

Las pocas palabras de la entrevista y el comentario me estremecen, hay que ponerse en la tarea de conseguir el libro, no creo que se consiga aca con facilidad y en mi pais mucho menos!!!

dolores -

cuanto me gustaria leer un libro de esta escritora por que yo pienso que los paises hacen las revoluciones no desde el gobierno eso puede a nivel instucional y para relacionarse con los demas paises pero la revolucion de verdad se hace dia a dia desde el hogar y sobre todo desde las mujeres que somos los pilares de la sociedad nosotras queramos o no somos las que educamos a nuestros hijos y sin querer ellos cuando son mallores tienen la influencia de lo que han visto en casa por eso las mujeres tenemos que tener la misma cultura que los hombres para tener la misma igualdaty poder ir unidos a cmbiar el mundo juntos pero distintos pero unos al lado de los otros y asi cambiara todos los paises con esas culturas tercermundistas donde las mujeres piensan que somos sus criadas pero a la vez son las que llevan el hogar pero para cambiar se lo tenemos que enseñar a nuestros hijos para que cuando sean hombres vean las cosas de otra manera .
yo me alegro mucho de que china alla canbiado mas en 20 años que en 5 siglos pero tiene que llegar el cambio en todo el pais pero para eso nos tenemos que mentalizar las mujeres y los hombres antes lo primordial era tener muchos hijos por que cuantos mas hijos mas ricos eso nos homos dado cuenta que es mentira a mi cuando yo me case me dijo un sacerdote y era la epoca de franco que tuviera los hijos que pudieran ir con zapatos que descalzos y con zapatillas podian ir todos pero con zapatos solamente unos pocos cuando entendamos lo que quiere decir eso sera cuando de verdad cambia un pais y empieza la igualdad ojala lo comprendan todos pronto y iremos todos mejor
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres