Blogia
politicachina

Demanda hotelera en descenso

Los hoteles de Pekín están bajando las tarifas hasta en 50% para las Olimpiadas del mes que viene como último recurso para atraer turistas ahuyentados por el encarecimiento de los viajes y la dificultad de obtener visados.

Los hoteles que elevaron los precios porque esperaban una bonanza olímpica están dando marcha atrás, ya que las reservas han sido inferiores a lo previsto. Los hoteles de cuatro estrellas de la capital están a medias, en comparación con el 80% de ocupación que normalmente tienen en agosto, dijeron funcionarios turísticos de Pekín.

La panacea de las olimpiadas están acabando, la realidad se esta imponiendo a las perspectivas, el gobierno chino esta dificultando la llegada de extranjeros durante los JJOO.

''Aunque el precio esté por el suelo, no servirá de nada porque nadie viene'', dijo Liu Liping, gerente de ventas de Beijing Ziyu Hotel.

Su hotel de tres estrellas en un suburbio al oeste de la ciudad tiene reservas para sólo un 10% de las habitaciones en agosto y ha bajado las tarifas casi a la mitad en cuestión de un mes, a 1,180 yuanes ($173) por noche. Lo cual sigue siendo una verdadera locura, en un país donde se esta acostumbrado a pagar un máximo de 200 yuanes por noche en un hotel de tres estrellas.

El Ayuntamiento de Pekín dijo la semana pasada que espera entre 400,000 y 450,000 visitantes extranjeros en agosto, en comparación con 420,000 en agosto pasado. La imposición estricta de las reglas de ingreso al país --un billete olímpico no garantiza un visado-- y el efecto del encarecimiento del petróleo en el costo de los vuelos no han mejorado las cosas, dicen funcionarios turísticos.

China endureció las reglas de obtención de visados en marzo tras decir que había frustrado tramas terroristas contra las Olimpiadas. Lo cual solo hace que dificultar la llegada de turistas, agosto se esta convirtiendo en el mes más odiado para viajar a China.

''China está pasando por un periodo más flojo al aproximarse los Juegos Olímpicos'', dijo Simon Cooper, director de operaciones de Ritz-Carlton Hotel Co., en Bloomberg Television. ``Estamos sintiendo la influencia de las restricciones en cuanto a visados. Hemos perdido algo de cuota''.

Cooper rehusó dar cifras, si bien dijo que los dos hoteles Ritz-Carlton de Pekín --propiedad de Marriott International Inc.-- tienen reservadas todas sus habitaciones en los días del 8 al 24 de agosto, durante las Olimpiadas. La ocupación promedio de los hoteles de cinco estrellas el mes próximo es del 77 por ciento, dijo la oficina municipal de turismo de Pekín el 11 de julio.

El número de habitaciones entre los hoteles de marcas internacionales se disparará 74 por ciento este año en Pekín, a 29,826, con respecto al 2007, según estadísticas de Jones Lang LaSalle Hotels, conforme Marriot y otras empresas se expanden en la capital china de cara a las Olimpiadas.

''Aumentar el número de habitaciones en 12,000 en poco tiempo en los hoteles administrados internacionalmente podría suponer un riesgo para el equilibrio de la demanda y la oferta en el 2009 y posiblemente en el 2010'', dijo la pasada semana Andreas Flaig, director gerente de Jones Lang LaSalle, en su informe. ``El cuadro sigue siendo favorable para las perspectivas de largo plazo del sector de turismo y hoteles en la capital''.

Los hoteles pueden echarse la culpa a sí mismos por haber fijado los precios demasiado altos, dijo Wu Lide, vocero de China International Travel Service Ltd., la mayor agencia de viajes del país.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Bambú -

Es algo confuso lo que ocurre en China. Normalmente los hoteles suben sus precios ante importantes eventos pues la gente paga lo que sea por acudir, y así obtienen un gran beneficio.

Pero en este caso es al contrario y además los muchos impedimentos no ayudan para que las personas se desplazen.

Aunque también es bien sabido que los turistas "normales" iban a evitar a toda costa desplazarse este agosto de 2008 a China pues los juegos de las Olimpiadas hacen que sea en peor mes para visitar el gigante asiático desde que se abrió como destino turístico.

Parece ser que el 2008 está siendo el año que menos interés turístico provoca (todo lo contrario a lo pronosticado) si lo comparamos con el número de tursitas que recibió China el año pasado.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres