Blogia
politicachina

Bajada de pantalones del gobierno de Sudáfrica

 

 

Sudáfrica prohibió este martes la entrada al país al Dalai Lama, que estaba invitado a una conferencia sobre paz y deporte con varios premios Nobel. Tras la decisión del Gobierno sudafricano, muy bien acogida desde Pekín, la conferencia fue cancelada.

Antes del aplazamiento, dos Premios Nobel de la paz sudafricanos, el ex presidente Frederick de Klerk y el arzobispo protestante Desmond Tutu, habían anunciado que no acudirían al encuentro, lo mismo que el Comité Noruego del Nobel, que otorga el galardón de la Paz, en protesta por la postura del Gobierno sudafricano.

El Gobierno comunicó a los organizadores que para otorgarle el visado al Dalai Lama tendría que haberle avisado antes. "Ahora sabemos por el Gobierno que cada vez que se envía una invitación a un visitante extranjero muy conocido, en función de la visa, el invitado se convierte en un visitante de Estado", reza el comunicado, que añade que "dado que el propósito de la Conferencia es la paz, los organizadores no quieren poner al Comité del Premio Nobel de la Paz en circunstancias que pueden generar conflicto con sus premiados".

Críticas

Para el ex presidente De Klerk, la negativa del Gobierno "constituye una burla al propósito de la Conferencia de Paz y Deporte". Por su parte, el arzobispo Tutu, en una carta al presidente sudafricano, Kgalema Motlanthe, indica que es "una traición total de la historia de nuestra lucha" por la libertad y el respeto a los derechos humanos.

Pekín ha tenido mucho que ver en la decisión de vetar al Dalai Lama tal y como reconoció, Dai Bing, ministro consejero de la Embajada de China en Pretoria en declaraciones al diario local Sunday Independent: "Mi Gobierno ha pedido al de Sudáfrica que no permita la entrada del Dalai Lama si no quiere ver perjudicadas las relaciones bilaterales".

Pese a estas palabras, el portavoz de Exteriores, Ronnie Mamoepa, dijo "no estar al corriente de ninguna petición china" y recalcó que "esta decisión es independiente y soberana".

Agradecimientos

El portavoz de la Presidencia, Thabo Masebe, ha dicho que el Gobierno no quiere al Dalai Lama en Sudáfrica porque su presencia podría "distraer" la atención de la Copa del Mundo de Fútbol 2010, en cuya organización está empeñado el país.

El Gobierno de Pekín expresó hoy su "agradecimiento" al de Pretoria por negar el visado al Dalai Lama y señaló que "todos los países deben respetar la soberanía e integridad territorial de China y oponerse a la independencia del Tíbet", aunque no confirmó si la negativa se debió a sus presiones.

El Dalai Lama ha visitado Sudáfrica en dos ocasiones anteriores: en 1999 para participar en el Parlamento Mundial de las Religiones y en 2004 como invitado de la Fundación para el Patrimonio Cultural Africano.

Las inversiones directas de China en Sudáfrica son de unos 6.000 millones de dólares, mientras que las de Sudáfrica en China ascienden a unos 2.000 millones de dólares, mientras que el flujo comercial entre los dos países supone el 20,8 por ciento del de China con todo el continente africano.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

A -

Personalmente no soy partidaria del actual Dalai Lama, pero en esta ocasión su motivo de viaje era asistir como invitado a una conferencia sobre paz para dar una charla.
Por desgracia, cuando hay asuntos de diplomacia por medio estamos perdidos y los intereses políticos priman sobre las verdaderas razones de los actos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres