Blogia
politicachina

El peligro de los lagos

Se esperan pronósticos de lluvia que complican la perspectiva de la asistencia para los millones de damnificados. La situación es sombría, reconoció el viceministro de Recursos Hídricos, Jingping, en Beijing. Los deslizamientos de tierra hicieron que el flujo de 35 ríos quedara interrumpido y se formaran lagos. Además, 69 embalses dañados en la provincia de Shichuan podrían fracturarse. El funcionario agregó que 20.000 personas ya fueron evacuadas. Y que 1.600 soldados marchan hasta uno de los mayores lagos que se formó en Tangjiashan, para liberar con dinamita parte del enorme muro formado por rocas y tierra y permitir que fluya el agua. La noticia que trascendió ayer sobre el hallazgo con vida de un anciano de 80 años, atrapado entre ruinas durante 11 días, resultó un dato alentador.

        

Esos nuevos lagos y las presas son los problemas más acuciantes. Muchos están ya en estado crítico y el futuro es sombrío: hay previsiones de fuertes lluvias para los próximos días y apenas falta un mes para la temporada del monzón. De ese plazo dispone China para apuntalarlos. De las 391 presas afectadas, 69 "están en peligro de reventar de forma inmediata", alertó ayer el viceministro de Recursos Hidrográficos, E Jinping. Está indemne la presa de las Tres Gargantas, diseñada a prueba de misiles y terremotos. Los 35 lagos formados por aludes "están bajo control, pero en situación todavía grave", continuó. Más de 20.000 personas han sido desalojadas, y en los próximos días podrían alcanzar las 100.000. De reventar, las aguas arruinarían industria y tierras de cultivo, ya insuficientes.

 

El que más preocupa es el nuevo lago de Tangjiashan, que ha doblado su tamaño en cuatro días. "Estos lagos son impredecibles: no se sabe cuándo se van a formar y menos cuándo van a reventar", dijo el dirigente. La niebla impidió ayer el desplazamiento de soldados por aire, así que más de 1.500 de ellos han partido a pie, con 10 kilos de explosivos cada uno. El lago está a tres kilómetros del valle donde se asentaba Beichuan, una de las ciudades más devastadas.


         Otro problema es el cobijo de los cinco millones que han perdido sus viviendas. China está trasladando 1,5 millones de habitáculos prefabricados a Sichuan y ha pedido a las fábricas de tiendas de campaña que aceleren el ritmo para poder contar con 3,3 millones antes de que empiece el monzón. La cifra de víctimas superó ayer los 85.000, entre muertos y desaparecidos. Un hombre de 80 años fue rescatado en Mianzhu, tras 266 horas atrapado entre las ruinas.

 

Fuente:

 

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=512844&idseccio_PK=1007&h=

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

dolores -

espero que no se rompa ninguna presa y no se le añada otra tragedia a la que ya tienen y lo solucionen lo mejor posible
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres