Blogia
politicachina

Infraestructuras

China comienza a exportar parques temáticos al exterior

Tres empresas chinas, entre ellas el principal brazo inversor del Gobierno comunista, firmaron un contrato para la construcción de un parque de atracciones temático en Johannesburgo (Sudáfrica), uno de los primeros que el país asiático levantará en el extranjero, informó la agencia Xinhua.

El parque, que tendrá una zona dedicada a la cultura china, otra a la africana y una tercera para el resto del mundo, costará 250 millones de dólares y tendrá 770.000 metros cuadrados. Huaqiang Holdings, principal responsable de la construcción, ya inició en 2008 las obras de un parque similar en Irán e inició los diseños para otros en Ucrania y Nigeria, lo que convierte a China "en el segundo país del mundo, tras EEUU, que exporta parques temáticos", según destacó su presidente Liang Guangwei.

Las otras empresas implicadas en el proyecto sudafricano son el Banco de Desarrollo de China (inversor gubernamental), el Fondo de Desarrollo China-África y la Corporación de Desarrollo Industrial de Sudáfrica. La construcción del parque comenzará este año y tardará dos o tres en ser finalizada.

Huaqiang, inicialmente dedicada a la producción de azúcar y productos electrónicos, se diversificó posteriormente a la edificación de parques de atracciones, y ya ha construido instalaciones de este tipo en cinco ciudades de China.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La producción industrial y las ventas al por menor aumentan en China en abril

Este organismo explicó que el avance de la producción industrial fue ligeramente inferior al registrado en marzo (cuando creció un 8,3 por ciento) por el impacto de la crisis económica en las exportaciones chinas.

Las ventas al exterior de productos industriales chinos sumaron 83.000 millones de dólares (60.600 millones de euros), un 14,3 por ciento menos que en el mismo período del año pasado. No obstante, la situación se ha compensado, al menos en parte, con el auge de la demanda interna china.

Las ventas al por menor alcanzaron en el cuarto mes del año los 136.800 millones de dólares (99.900 millones de euros), lo que supone un aumento del 0,1 por ciento respecto a marzo. La demanda rural tiró del carro, ya que las ventas en el campo -zona de menor desarrollo y consumo mucho más moderado que la ciudad- subieron un 16,7 por ciento, casi tres puntos más que las ventas urbanas (mas 13,9 por ciento).

En este sentido, el Buró Nacional de Estadísticas achacó la mejora de resultados al impacto del plan de estímulo económico del Gobierno chino, por valor de 4 billones de yuanes (586.000 millones de dólares, 428.000 millones de euros).

Modernizan el metro de Beijing

El intervalo mínimo entre trenes en la  Línea Dos del metro de Beijing, una de las más concurridas de la  capital, se reducirá a dos minutos la próxima semana, informó hoy el  operador del metro. 

     A partir del próximo martes, la compañía reducirá en 30 segundos  el intervalo normal de 2,5 minutos entre trenes durante la hora pico  en la Línea Dos que rodea el centro de la ciudad, informó el vocero  de la Beijing Subway Operation Co. Ltd. 

     Este intervalo será uno de los más cortos del mundo, dijo. 

     El intervalo entre trenes en la Línea Uno del metro que va de  este a oeste, la primera línea del metro de Beijing, será reducido  en 15 segundos en relación con su tiempo previo de 2,5 minutos, dijo.   

     El operador del metro agregó nuevos trenes y más vías a lo largo  de ambas líneas. También instaló el sistema de señales más avanzado  del mundo, lo que facilita la reducción del tiempo de los intervalos.  

     En julio pasado, antes de los Juegos Olímpicos de Beijing, los  intervalos entre trenes en la Línea Dos fueron reducidos a 2,5  minutos. 

     Beijing cuenta con ocho líneas de metro y 200 kilómetros de vías.  El sistema transportó a más de 1.200 millones de pasajeros el año  pasado.

China lanza un satélite para desarrollar su alternativa al GPS estadounidense

Un cohete propulsor "Larga Marcha 3C" puso en órbita el satélite, tras un lanzamiento que se produjo a las 0.16 hora local de hoy (16.16 GMT de ayer, martes). El sistema COMPASS es desarrollado por China para facilitar servicios de transporte, meteorología, prospecciones petrolíferas, control de incendios, prevención de desastres, telecomunicaciones y seguridad pública, según señalaron sus responsables.

Éstos, citados por Xinhua, destacaron que el sistema sólo facilitará información "de China y regiones vecinas", sin detallar cuáles serán esas áreas. Para su completo desarrollo, China necesita lanzar otros 30 satélites, trabajo que espera completar antes de 2015.

El primer satélite para el sistema COMPASS fue lanzado en abril de 2007. Pese al empeño de China en tener su "GPS propio", el país participa también en el paralelo proyecto europeo Galileo.

Una explosión de gas en una mina en China causa 74 muertos

Continúan los accidentes en las zonas mineras de China. Son las minas más peligrosas del mundo.  Volvió a quedar de manifiesto: 74 trabajadores resultaron muertos y más de un centenar heridos a causa de una explosión de gas en una mina de carbón en la provincia china norteña de Shanxi. El accidente se produjo antes del amanecer, cuando 436 personas se encontraban trabajando en el interior de las galerías. Decenas de mineros quedaron atrapados, aunque al caer la noche todos habían sido encontrados, según la agencia oficial Xinhua. Entre los 114 hospitalizados, seis se encuentran en estado crítico.

La mina Tunlan, situada en Gujiao, cerca de Taiyuan, la capital provincial, pertenece al grupo público Shanxi Coking Coal, el mayor productor del país de carbón coque, empleado en las acerías. La compañía opera 28 minas.

Xue Huancheng, uno de los heridos, de 27 años, aseguró que él y sus compañeros no fueron inicialmente conscientes de la gravedad del accidente, y que no recibieron órdenes de abandonar la mina hasta una hora después de la explosión. "En ese momento, el suministro eléctrico bajo tierra estaba cortado y tuvimos que caminar" más de 40 minutos, contó a Xinhua desde su cama en el hospital.

Es rara la semana que no se produce un siniestro mortal en la peligrosa industria minera china, pero éste es el más grave desde diciembre de 2007, cuando 105 personas fallecieron a causa también de una deflagración de gas en un yacimiento en la misma provincia. El año pasado murieron más de 3.200 mineros en China a causa de explosiones, incendios e inundaciones de los pozos. La cifra es un 15% inferior a la de 2007, pero algunas organizaciones de defensa de derechos laborales estiman que el número de víctimas es superior al declarado por el Gobierno, ya que, según afirman, los dueños y los Gobiernos locales ocultan a menudo los desastres para evitar las multas y el cierre de las explotaciones.

Según el Gobierno, el 80% de las 16.000 minas que hay en China es ilegal. Muchas de ellas no cuentan con las medidas de seguridad necesarias, y sufren frecuentes accidentes mortales.

Pekín se ha comprometido a mejorar la seguridad. El año pasado cerró mil pequeñas explotaciones peligrosas. Para 2010, se ha comprometido a clausurar 6.000. Pero el país genera la mayor parte de su energía eléctrica a partir del carbón, y muchos gobiernos locales se resisten a cerrar las minas.

Las condiciones de seguridad difieren mucho entre las grandes explotaciones estatales, donde son similares a las de los países más desarrollados, y las pequeñas, donde hay pocos equipos de seguridad, los trabajadores han sido poco formados y muchos dueños se concentran en obtener el máximo beneficio.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Una ciudad china obliga a instalar Linux en los PC de los cibercafés

China, es el único país que puede conseguir que una media internacional de tráfico de información gratuita como son los programas libres, se convierta en una imposición. Desvirtuando el concepto de liberta, una ciudad del sur de China está obligando a todos los dueños de los cibercafés locales a sustituir los sistemas operativos -muchos de ellos Windows, de Microsoft- por otro llamado Linux Bandera Roja y fabricado en el país asiático.

Según informó un diario de esa ciudad, el Jiangnan Metropoli News, desde hace dos años el gobierno de la ciudad está forzando la instalación en más de 600 locales de Internet de este sistema operativo, muy similar en aspecto al Windows XP, pese a las reticencias de los dueños de los cibercafés.

El Linux Bandera Roja fue desarrollado desde 1999 por la Academia China de Ciencias, el principal organismo de investigación estatal del país asiático, y aunque en teoría su instalación en los ordenadores es gratuita, el gobierno local está cobrando a los cibercafés unos 5.000 yuanes (unos 720 dólares o 570 euros).

El gobierno local pretende acabar de este modo con el uso de las copias piratas de Windows.

Según las autoridades, la medida sirve para acabar con el uso de copias piratas de Microsoft en los establecimientos públicos, pero los dueños de los cibercafés se quejaron a la prensa de que algunos de ellos usaban una versión legal de Windows y aun con todo se les obligó a sustituirla por el Linux chino.

La medida llega en un momento de mala relación entre Microsoft y los internautas chinos, ya que la empresa de Bill Gates, en un intento de combatir la piratería en el país asiático, ha iniciado una campaña en China que ha alterado el funcionamiento de millones de ordenadores nacionales que tenían copia "pirata" del programa Windows.

Ante esta campaña, los internautas chinos han acusado a Microsoft de entrar en la intimidad de sus ordenadores personales y cambiar sus configuraciones, a través de la instalación de un programa que recuerda continuamente a los usuarios chinos que han de cambiar su versión pirata de Windows por una con licencia. Algo que en este país realmente suena a chiste.

Fuente

http://www.publico.es/ciencias/tecnologia/180050/ciudad/china/obliga/instalar/linux/pc/cibercafes

China construye importante telescópio

China construye importante telescópio

<!-- /* Font Definitions */ @font-face {font-family:SimSun; panose-1:2 1 6 0 3 1 1 1 1 1; mso-font-alt:宋体; mso-font-charset:134; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:3 680460288 22 0 262145 0;} @font-face {font-family:"@SimSun"; panose-1:2 1 6 0 3 1 1 1 1 1; mso-font-charset:134; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:3 680460288 22 0 262145 0;} @font-face {font-family:"Arial Black"; panose-1:2 11 10 4 2 1 2 2 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:swiss; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:647 0 0 0 159 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:""; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:"Times New Roman"; mso-fareast-font-family:SimSun;} span.titulo2 {mso-style-name:titulo2;} span.titulo1 {mso-style-name:titulo1;} @page Section1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} -->

China presentó su mayor telescopio óptico.

"Lamost" será clave en la creación de mapas estelares.

Es uno de los proyectos estrella de la Academia China de Ciencias: el Large Sky Area Multi-Object Fiber Spectroscopic Telescope (Lamost) es su carta para impulsar la astronomía de este país.

Las principales características del instrumento son su gran abertura efectiva -superior a los cuatro metros- y las 4 mil fibras ópticas que permitirán descifrar la luz de las estrellas y convertirla en una gran cantidad de datos espectográficos.

Sebastián López, astrónomo de la Universidad de Chile y especialista en instrumentos, explica que "en la práctica, servirá para hacer grandes observaciones masivas, que entregarán un panorama de las galaxias y estrellas, por ejemplo, a través de un mapa del universo".

Luego esta información es tomada por los astrónomos, que utilizan otros telescopios más potentes para investigar con detención ciertas zonas del cosmos. Didáctico, López explica que Lamost sirve para contar las hormigas del hormiguero, mientras con los telescopios chilenos, por ejemplo, podrán investigar sus patas o antenas.

Empresario quiere cambiar la imagen de productos chinos

           Los artículos de su compañía son poco conocidos en el extranjero; pero Feng Jun, director ejecutivo de Aigo, una empresa fabricante de productos electrónicos de rápido crecimiento, está dispuesto a cambiar eso.

Segundos después de reunirse con un reportero en una conferencia de negocios, el hombre corpulento de 39 años con cara de niño saca de su billetera una tarjeta de memoria de computadora de Aigo y la arroja al piso para demostrar su durabilidad.

Arranca una cámara digital de su cinturón y toma fotografías. Luego reproduce la conversación en su reloj de pulsera equipado con MP3, también de Aigo.

"Queremos ser otro Samsung, otro Sony", dijo Feng, quien inició la compañía en 1993 con 26 dólares que le dio su madre.

Feng es parte de una camada de empresarios que están esforzándose para acabar con la fama de China de fábrica barata y anónima, y unirse a la elite global de marcas de consumo que crea tecnología rentable.

Son un componente clave de la campaña de China para promover una imagen de país con alta tecnología creativa, atrevida e internacional.

Y más importante: el cambio es un paso que según los economistas debe dar China si quiere subir el siguiente escalón económico y continuar su rápido crecimiento.

Es demasiado pronto para saber si alguna de las empresas chinas logra imponer su marca a nivel mundial, dijo Stefan Albrecht, un socio senior de McKinsey & Co. en Beijing.

La compañía más exitosa hasta el momento es Lenovo, la cuarta empresa fabricante de computadoras del mundo luego de su compra en el 2005 de la unidad de computadoras personales de IBM. Entres otros aspirantes están el fabricante de electrodomésticos Haier Group y el fabricantes de aparatos de televisión TCL Group, propietario de las marcas Thomson y RCA.

La ventaja de China por ahora siguen siendo los costos bajos, no la creatividad, señaló Albrecht. Pero agregó que las marcas chinas que tengan éxito deberán escalar posiciones más rápidamente que sus predecesoras japonesas o coreanas, porque las compañías chinas cambian de productos y estrategias más rápidamente y desean expandirse a través de la adquisición de empresas extranjeras establecidas.

"Para algunas compañías chinas se podría debatir que necesitan sólo de cinco a 15 años para desarrollar una marca global", dijo Albrecht.

Feng es franco sobre el asombroso reto de Aigo para persuadir a los consumidores extranjeros a que paguen precios de marca por artículos hechos en China.

"Quizá los consumidores en todo el mundo pensarán que todo lo de China es barato, de baja calidad. Pero queremos que sea de prestigio, de alta calidad", señaló Feng en una entrevista en la oficina central de Aigo en el distrito Haidian de Beijing, sede de Lenovo y otras compañías tecnológicas. "Cambiar ese punto de vista es muy difícil, pero no tenemos alternativa", agregó.

Feng aprovechó los Juegos Olímpicos para impulsar la marca Aigo en el extranjero, vendiendo aparatos traductores para los visitantes. En Europa, Feng está tratando de incrementar la presencia de Aigo pagando para que aparezca su nombre en los autos de la escudería McLaren de Fórmula Uno.

Feng representa la segunda generación de empresarios tecnológicos de China.

En la década de 1990, científicos capacitados en el extranjero regresaron a China desde Estados Unidos, Australia y otras naciones para fundar sitios Web y otras compañías.

A diferencia de ellos, que habían estudiado mayormente carreras científicas, Feng estudió ingeniería civil -la formación clásica de generaciones previas de comunistas tecnócratas- en la Universidad Tsinghua de Beijing, el alma mater del presiente Hu Jintao.

Feng luego obtuvo una maestría en administración de negocios de la Universidad Beijing. El sólo ha vivido en la capital de China, aunque está estudiando inglés y dice que le gustaría ir a Harvard.

Tales historias de éxito a nivel local están comenzando a emerger mientras la economía de rápido desarrollo y el sistema educativo de China comienzan a ofrecer la capacitación y experiencia que los empresarios tecnológicos sólo podían obtener en el extranjero.

Feng trabajó para una compañía constructora del gobierno antes de renunciar para iniciar Aigo -conocida en mandarín como Aiguozhe (Patriota)- en un apartamento pequeño, vendiendo teclados para la industria de computadoras infantiles de China.

Se forjó un nombre no como inventor, sino como un vendedor.

Aigo despegó a medidos de la década de 1990 cuando comenzó a fabricar memorias portátiles para computadora. Actualmente es el mayor productor de estas memorias en China, incluida la unidad de 30-gigabyte del tamaño de una tarjeta de crédito que carga Feng en su billetera.

Aigo ha ampliado su gama de productos vendidos en su empaque anaranjado y blanco, en los que se incluyen cámaras digitales, aparatos de MP3, reproductores portátiles de sonido o video y un microscopio digital. Su fuerza de trabajo de 1,700 empleados incluye 700 personas en desarrollo de productos.

Sus ingresos anuales están creciendo entre un 60 y un 70%, y el 80% de sus utilidades son dedicadas a la investigación, señaló Feng.

Feng abrió una oficina europea en Francia el año pasado, seguida este año de su primera oficina en Estados Unidos, en San Francisco.

http://www.elnuevoherald.com/258/story/293886.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres